Cosecharás tu siembra

Hace poco empecé a profundizar en un concepto: el karma.

Antes lo conocía simplemente como una idea del destino “eso que no puedes controlar y que te sucede”, pero en realidad es todo lo contrario. Es esa ley de causa y efecto que rige el Universo que te obliga a “hacerte cargo” por completo de tus actos, pensamientos y palabras.

Recuerdo ese momento después de la adolescencia en el que te das cuenta de que tu salud emocional y psicológica también es tu responsabilidad y de que es necesario “hacerse cargo”. Dejar de depender de las cosas establecidas y empezar a decidir como quieres vivir, sentir, pensar…¿qué cosas de estas quiero llevar conmigo siempre?

Y ese momento no es nada sencillo, elegir dejar ya de adolescer lleva en si mismo un padecimiento inevitable, un dejar ir, un duelo de ese que ya no eres.

Porque en los medios y en la calle, en todas partes, vemos anuncios y publicidades que nos dicen que cuidemos nuestro cuerpo, nuestra línea, nuestra figura. Entrena en tal gimnasio, baja grasas con tal producto, cuida tu corazón con tal bebida….Pero en ninguna dicen “Medita: te hará sentir mejor contigo mismo” o “Conócete: todo será más fácil”…

Y es que en realidad esto de hacerse cargo no termina nunca, porque después te enteras de que el karma es algo que estás generando continuamente, con todo lo que haces… Cada una de las cosas que estás viviendo hoy son una consecuencia de algo que dijiste, pensaste o hiciste en el pasado. Incluso en alguna vida pasada (si crees en la reencarnación). Entonces, ¿no hay salida?

“La teoría del karma, lejos de ser una teoría fatalista de “predestinación”, como mucha gente la malinterpreta, sirve para hacernos conscientes de nuestra responsabilidad y nuestro poder para afectar el curso futuro de nuestras vidas. Podemos, por tanto, concluir que en la vida presente se están plantando las semillas de las vidas futuras <Cosecharás lo que siembres>”. BKS Iyengar.

Lo que no es queda es, sin ir más lejos, el YOGA. Esta ciencia nos permite trabajar desde todos las esferas que conforman al individuo como karma yoguis, desde la acción, para que todos nuestros actos, motivados por la falta de deseo y ego, nos acerquen a una vida más cercana al dharma y más lejos de crear consecuencias negativas en esta o en otras vidas.

Queda hacerse cargo de estas consecuencias que vives hoy, eligiendo como enfrentarlas, como pararte ante ellas, como eliges responderles y todo ésto, también cambiará el karma futuro. Queda observarse, conocerse, entender al otro…practicar el yoga en su más último significado, en cada momento, pero no por esperar algo a cambio, sino porque de verdad es la única manera de vivir que tiene sentido.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s