Bhakti Yoga con Lulu & Mischka

Esta tarde, en BYC y antes de asistir al maravilloso concierto de Jai Uttal, he tenido el placer de escuchar el directo de Lulu y  Mischka, a esta dulce pareja en la clase de Yin Yoga de Kaline.

Nina-Reinsdorf-Photography-LuluMischka127-blogpost
Fotografía de Nina Reinsdorf

Me he colocado cerca del bello altar en el que se encontraban. Al aire libre. La suave voz de Lulú cantaba y Mischka la acompañaba con su instrumento, al son de la brisa del mediodía. La melodía reunía los corazones y los ponía en paz. Habían asistentes que sencillamente permanecían estirados, mientras otros seguían la práctica, y se dejaban embriagar por la música y por el potente estímulo de la atmósfera sobre los sentidos. Con los ojos cerrados alguno sonreía. El ambiente era maravilloso.

FullSizeRender

Eso me recuerda cuan influyente es lo que escuchamos durante la práctica o dónde está nuestra atención, ya sea en la respiración, la música, el aroma del palo santo o las palabras de una bella e inspiradora poesía que quien guía puede compartir con nosotros/as. Estos soportes, que a veces parecen carecer de importancia, en la clase matutina de Kaline, enriquecieron considerablemente mi estado de relajación y colmaron de gracia mi experiencia.
Hay música que permite que el ruido interno se disipe casi instantaneamente, un acontecimiento que generalmente escapa a la razón. La belleza de su sonido puede ser tal que, sin elegirlo conscientemente, nuestra atención se queda atrapada en ella y nos inunda la dicha. Eso sucede con piezas procedentes del Bhakti yoga, como las de Lulu y Mischka. Cantos u obras musicales dedicadas a la completa devoción y amor a la Divinidad que inevitablemente conectan con nuestro corazón.

Existe una tendencia a creer que la mente “mono” – “neurótica”, “negativa” o como quiera denominarse – es muy poderosa, que domina al ser humano. Pero hay algo que puede superarlo más y ese es el amor devoto que podemos experimentar mediante el Bhakti yoga, ya sea a través de la escucha o el canto. Y cuando este se manifiesta en nuestra vida- externa o internamente – y nos rendimos a su expresión, entonces las incontables películas de esa mente no tienen nada que hacer. Nuestro corazón se ensancha, se expande y podemos tener la fortuna de conectar con nuestro verdadero ser.

FullSizeRender_1

“Dame tu mente y tu corazón; dame tus ofrendas y tu adoración; y así, con tu alma en armonía, y haciéndome tu meta suprema, vendrás sin duda a mí” (IX, 34 B. Gita)

Namasté.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s