En compañía de Hari Bhajan Singh

La “Yoga 3” era probablemente la sala más recóndita de las que conformaban Barcelona Yoga Conference. Para llegar a ella era necesario pisar caminos poco frecuentados, alejados del tumulto del festival. No tardé en cruzarme con la capilla, que parecía impregnar de silencio su alrededor. Ese paseo previo, aislado, con la única compañía del sonido de mis pasos, un sugerido jadeo y la calma circundante adquirió su sentido al llegar a la clase. La presencia de Hari Bhajan Singh invitaba a la paz nada más cruzar el umbral de la sala. Los árboles se tambaleaba discretamente a través de la ventana. El blanco bañaba paredes y suelo, a juego con las nubes y la indumentaria del profesor. La mirada de este, con la que me cruzaba a salpicaduras, evocaba regocijo y atención a uno mismo, a nuestro interior. Parecía transmitir “busca en ti, no en mí”… Su voz era casi un susurro y sus palabras discurrían como la humareda del incienso a través de la atmósfera. Su tono era neutro, simple… La sesión dió comienzo, la respiración vigorosa. Mientras hacíamos el enfatizaba perseverar en la acción, en lugar de ceder a los pensamientos cuando el cansancio parecía vencernos…Poco antes de terminar cada técnica mencionaba dar lo mejor de nosotros antes de acabar…Todo tiene un final.

artlimited_img535228
“Old car and curves” de Denis Olivier

Guió una kriya de ejercicios suaves, amables para alguien que practicaba por primera vez este estilo a la vez que enriquecedores para quien ya lo conocía. La respiración era el centro y la purificación de nuestro cuerpo, aura, mente, a través de la misma parecía ser el fin principal. Eso me recuerda al niyama “saucha”- mantener puro y limpio el cuerpo, pensamientos y sentimientos-. Asimismo acompañaba la práctica con la recitación de ideas acerca de la existencia, de nuestra ya plenitud como seres y nuestra naturaleza divina… Mencionaba recurrir al mantra “Sat Nam” si nos ganaba la dispersión… “Sat” significa verdad y “Nam” nombre. Inhalar Sat, exhalar Nam.

artlimited_img249538
“Island” de Denis Olivier

Este bij mantra es interpretado como “la verdad es el nombre de Dios. La verdad es mi (o nuestra) identidad”. Se dice que es una vía para conectar con nuestra identidad infinita o conciencia divina, aquella que nos une a todas las cosas. Con él se introduce la simiente de la verdad universal en nuestra conciencia. A través de la unión con la Verdad nos liberamos…

Tras escuchar diferentes discursos a lo largo del festival, y por parte de distintos maestros que han dirigido el programa de este año, algo que compartían en lo que explicaban -basado sobre todo en su experiencia- era la necesidad de ser realmente honestos con nosotros mismos para liberarnos y sanar. A esa realidad habían llegado algunos tras mucho tiempo de búsqueda y caídas y al hecho de que esa sanación requería un compromiso con verse a sí mismos con sinceridad.

La clase finalizó con una preciosa meditación en cinco elementos, entre los cuales se hallaba el tercer ojo, el corazón, el contacto de las yemas de los dedos y una preciosa melodía que puso y que debíamos escuchar como si ya la conociésemos. Descansamos en savasana mientras seguía sonando el bello tema. Luego silencio. A veces las mejores experiencias, aquellas que nos llenan realmente de gracia y permiten una verdadera intimidad con nosotros (y de estas hay bastantes en yoga), no pueden explicarse o es mejor no hacerlo. Al intentar abarcarlas con palabras parecen convertirse en algo que no son…A esto llego ahora que quiero describir el final de esa clase.

artlimited_img523793
River breeze de Denis Olivier
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s